Los trabajadores de la firma textil asistieron a la audiencia donde nadie se presentó por parte de la empresa ante el ministerio de Trabajo.

En medio de esta incertidumbre la cartera laboral pasó para el martes a una nueva audiencia, mientras los 50 trabajadores están sumidos en la incertidumbre de la planta cerrada, telegramas dando cuenta de despidos y la falta de una respuesta del empleador.

Asimismo despidos solamente han sido para el lado de los trabajadores enrolados en el gremio de SOIVA, y no de SETIA, el otro gremio del sector textil, respecto de lo cual tampoco hay información clara.

Los trabajadores amenazan con endurecer las medidas de persistir esta situación.



Compartir