El secretario de Participación y Gestión Ciudadana, Federico Runín, consideró que las declaraciones del secretario de Seguridad de la Provincia, Javier Eposto, “confirman la vinculación directa de funcionarios provinciales con testigos en la causa contra Melella, ya que se reconoció haber entregado una casa para que resida la hija del señor Moya”.

En este sentido el Secretario continuó  “vemos que el propio Eposto reconoce públicamente que benefició a la hija de Moya con la entrega de una casa para que resida, pero también recordemos que hubo una testigo clave que ya había anticipado todo esto en diciembre en el marco de declaraciones brindadas a la justicia, a raíz de conversaciones mantenidas con el propio Moya” – a la vez Runin agregó – “luego hubieron pericias informáticas que detectaron que en el teléfono de uno de los denunciantes contra Melella, estaba el contacto de whassap del ministro de obras públicas de Bertone, y eso consta en la causa, porque era una línea que comenzaba con 011 y la foto de él”.

“Otro dato muy llamativo son las fechas” – manifestó Runin – “porque el propio Eposto reconoció el documento que aportó el abogado del Intendente, donde surge que se benefició con una casa del Gobierno a la hija del señor Moya para que resida en la vivienda, y resulta que la fecha del acta policial es de finales de setiembre, es decir antes de que Moya se presente a declarar en la causa contra el Intendente, e inclusive días antes de todo el operativo de raid mediático armado en medios nacionales donde apuntaron a perjudicar y a dañar la imagen de Melella”.

Y en relación a las pericias informáticas ordenadas en la causa, Runin dijo “Recordemos también que en diciembre se habían hecho las pericias informáticas sobre los celulares de los denunciantes y el resultado de las mismas permitió confirmar que los supuestos audios que circularon el año pasado por todos los medios nacionales no tenían nada que ver con el teléfono del Intendente”.

“Todos estos son datos asombrosos, sumamente sospechosos y peligrosos, confirman que la causa iniciada contra Melella fue armada, que tuvo un claro matiz político, generada para dañarlo, para ensuciarlo en su enorme trayectoria de gestión al frente del Municipio de Río Grande en todos estos años, y que claramente se hizo por ser el político mejor posicionado en las encuestas de cara a las próximas elecciones”.

Finalmente Runin concluyó “es una lástima que aún persistan estas prácticas de la vieja política en nuestra Provincia, creo que deben ser desterradas para siempre, porque es algo que de seguro los fueguinos no queremos, hacen un enorme daño a la institucionalidad y a la democracia, y no son para nada necesarias, esperamos que no vuelvan a ocurrir, y si vuelven, seguro ya no nos sorprendería saber de donde vienen”.



Compartir