El presidente de la DIPOSS del Gobierno Provincial realizó una conferencia de prensa esta mañana tras recorrer nuevamente la obra de la planta potabilizadora Río Grande, donde aseguró que el plazo dispuesto por el municipio para el funcionamiento de la misma, el 31 de mayo, es difícil de concretar “por los procesos que aún están pendientes”, dijo.
Worman señaló que será difícil que se pueda cumplir el plazo de inauguración de la planta potabilizadora

El presidente de la DIPOSS del Gobierno Provincial realizó una conferencia de prensa esta mañana tras recorrer nuevamente la obra de la planta potabilizadora Río Grande, donde aseguró que el plazo dispuesto por el municipio para el funcionamiento de la misma, el 31 de mayo, es difícil de concretar “por los procesos que aún están pendientes”, dijo.

Worman consideró que fue “una visita técnica, agregando, “estamos comprobando el nivel de certificación que viene haciendo el municipio”, dijo, y agregó, ““la planificación técnica es correcta, vinimos con nuestro jefe de plantas y estuvimos con el director de Obras Sanitarias el Ingeniero Pereyra, y analizamos la obra”.

Aseguró que se están “corroborando procesos no hay una observación técnica de como se está desarrollando la planta”, dijo, y agregó, “nosotros vamos a venir semanalmente para hacer un seguimiento presumiendo que se van a cumplir esos plazos, los esfuerzos están centrados en que comience a funcionar lo más pronto posible”.

“Hoy lo que vimos es que debiéramos tener mucho viento de cola para poder estar operando el 31 de mayo, pero seamos optimistas con lo que dijo el municipio”, expresó.

En cuanto a la suspicacia respecto de la fecha puesta por el municipio, “es una consideración técnica, no hay juicio de valor, estuvimos viéndola, si bien está avanzada hay varios procesos que restan instalarlos, esos procesos y equipamiento que no está en la provincia uno va a ver si el 31 la planta va a estar funcionando o no”.



Compartir