En horas de la madrugada de este jueves, luego de romper el alambrado perimetral que rodea la cisterna de agua de Chacra II, desconocidos ingresaron a las instalaciones y detuvieron el funcionamiento de las bombas, provocando el corte del servicio en un gran sector de la ciudad.

La secretaria de Obras y Servicios Públicos, Gabriela Castillo, detalló que “se encontraron elementos que se utilizaron para forzar el ingreso e interrumpir el trabajo de las bombas” y lamentó “este acto dañino que perjudicó a muchísimos vecinos”.

“El inconveniente fue solucionado con la máxima celeridad posible por personal de Obras Sanitarias, pero recuperar el nivel de agua para distribuirla en los hogares llevó un tiempo”, explicó.

Asimismo, la funcionaria indicó que se realizó la denuncia correspondiente y que la policía se encuentra realizando el procedimiento necesario para identificar a los responsables.

Compartir