Ocurrió este lunes en la empresa Tecnomyl en Las Violetas, donde amaneció un ex delegado encadenado al portón de la firma. La empresa denunció en el ministerio de Trabajo que no cuenta con permisos gremiales de ningún tipo, y el operario reclama cobrar los días no trabajados. La firma no pudo operar por razones de seguridad.

El ex delegado del sindicato de Químicos, de apellido Cabrera, amaneció este lunes encadenado al portón principal de la planta Tecnomyl, la cual por razones de seguridad no pudo operar con transporte pesado en el acceso.

Ante ello las operaciones fueron paralizadas por el reclamo de este hombre que pide la restitución del pago de días laborales descontados.

Lo increíble de la situación es que desde el cambio de conducción del sindicato, este ex delegado ya no reviste tal condición, según lo aducido por la empresa que en una presentación escrita fundamentó que carece de permisos gremiales y de hecho no tiene como justificar las ausencias descontadas.

A pesar de ello este empleado mantuvo su protesta que hizo perder la actividad a la empresa y más de cien fuentes de empleo, por lo que se radicó una denuncia ante el ministerio de Trabajo de la provincia.



Compartir