La denuncia fue realizada por Aldo Efraín Gaviña quien reside en la ciudad de Río Grande. Asegura que le ofrecieron un préstamo por 250 mil pesos, pero de manera previa le solicitaron que transfiera 30.000 pesos para avanzar en los trámites administrativos. Una vez transferidos, nunca más tuvo novedades.

Gaviña detalló que recibió un llamado telefónico de un masculino el cual se identificó como el apellido Farías, asegurando que representaba una compañía de préstamos, ofreciéndole un préstamo por el monto que desee.

Ante esto el denunciante aceptó y solicitó un préstamo por el monto de 250 mil pesos, enviando la documentación requerida vía Whatsapp a Farías, quien solicitó la realización de una transferencia bancaria a la cuenta de un banco local por la suma de 30.000 pesos para iniciar los trámites correspondientes.

Luego del depósito no volvió a tener contacto con Farías.



Compartir