????????????????????????????????????

Los Concejales mantuvieron una reunión con diferentes taxifleteros de la ciudad, quienes señalaron la falta de control existente respecto de los servicios no declarados o llamados ‘truchos’, como así también indicaron la competencia desleal que generan algunos corralones de la ciudad al ofrecer un “servicio gratuito para sus clientes”.

Tras la reunión la concejal Mora señaló que “en tiempos en donde había mucho trabajo nadie ponía el ojo sobre los taxiflet no declarados, en cambio hoy nos apremia la situación económica, la falta de trabajo, y es entendible el malestar generado de aquellos que se encuentran habilitados legalmente, y  pagan todos los aportes al día como corresponde”.

Por tal motivo indicó que para la próxima reunión vamos a “invitar a la gente de tránsito del Municipio a los efectos de ver de qué manera se puede reglamentar o regularizar esta situación a  través de controles y demás”.

La edil entendió que la “falta de trabajo existente es preocupante en la ciudad, pero debemos entender que aquellos que se encuentran en regla y están legalmente habilitados tienen muchísimo más gastos que un taxi flet no declarado”, resaltó.

Por su parte, Andrés Juárez, taxifletero de la ciudad,  señaló que “fuimos convocados por la concejal Mora para dar tratamiento a la ordenanza 517/17 respecto del servicio de taxi flet, donde el objetivo que perseguimos es poder realizar un servicio óptimo y en regla como corresponde”.

Respecto de las inquietudes manifestadas, Juárez señaló el poco “control que tenemos de parte del Municipio respecto de los taxi flet truchos, o no declarados, teniendo en cuenta que la critica situación socioeconómica que estamos viviendo hace que la gente busque una alternativa para poder trabajar, donde mucha gente que quedó indemnizada de una fábrica, compra una camioneta, o un camioncito y se pone a trabajar por medio del Facebook, o a través de las redes sociales ofreciendo el servicio, pero nosotros lo que buscamos y planteamos es que haya una forma de control más rígida, dado que aquellos que estamos habilitados con todas las normas vigentes, trabajamos todo el año, es nuestro trabajo, nos sentimos que estamos siendo damnificados, es una competencia desleal, por lo cual hoy nos vemos perjudicados por este tipo de servicios de flete trucho, cuando nosotros queremos seguir trabajando de la forma que corresponde”.

Puntualizó que hoy en la ciudad hay “alrededor de 70 a 80 vehículos autorizados y habilitados, siendo que la matricula indica 180 vehículos”, dijo al tiempo que agregó que “el control lo tiene que hacer el personal de tránsito del Municipio de Río Grande”.



Compartir