El presidente de Afarte, Federico Hellemeyer dijo el rechazo  de la UOM al acuerdo firmado, “nos sorprende y nos preocupa” y advirtió que, “si entre todos no hacemos el esfuerzo de resignar partes como para contribuir en que el producto sea más económico, no podemos mantener la actividad que mantiene hoy día”.

En dialogo con Aire Libre Fm, el empresario indicó que, “los trámites que requieren homologación, están vigentes desde la firma entre las partes y la homologación es una instancia de control legal del acuerdo” y agregó que, “lo convenido por las partes que es lo que es Ley para la relación colectiva  y nace con la suscripción del acuerdo que ya ocurrió el 13 de noviembre”.

En cuanto a la resolución de la secretaria de Comercio que modificó las licencia no automáticas a licencia automáticas los productos electrónicos,  manifestó que, “mucha gente cree que la situación arancelaria de los productos electrónicos  cambio y eso no es así”.

“Lo único que ocurrió es algo que uno sabe hace mucho tiempo, que es que el gobierno lentamente va abandonando las licencias no automáticas que permitían algún tipo de tratamiento discrecional en la canilla de importaciones”, detalló.

En este sentido Hellemeyer aseveró que, “los aranceles de importación no cambiaron, con lo cual no hay ningún tipo de cambio  en la situación con el gobierno”.

En cuanto a la actitud de la UOM dijo que, “pone en riesgo  9.700 puestos de trabajo”  y recordó que, “Si cae el acuerdo cae la garantía de manteniendo de puestos de trabajo”

“En el interés de los trabajadores esto es impensable, porque si se cae  el acuerdo seguramente la situación de impuestos internos quede así o empeore, no lo sabemos, pero se pierde la garantía de paz social”, subrayó.

Por ultimo consideró que, “si todos no ponemos un poco de nosotros, lo que no es sostenible  es la actividad económica industrial en Tierra del Fuego, porque l presión que recibimos para que bajemos los precios  es abrumadora y la actividad va  aquedar cada vez más chica”.

Compartir