Fue vendido por los fundadores del emprendimiento a una sociedad constituida por tres familias de conocida trayectoria en la actividad turística dentro de la capital fueguina, reveló el titular de la Cámara de Turismo local, Marcelo Lietti.Lietti dijo que la venta se concretó en medio de “un alto contenido emotivo” por la participación que todos los involucrados tuvieron en la instalación y afianzamiento del tren, y porque “justo hoy se cumplen 23 años desde su inauguración en 1994”.

La formación de 50 centímetros de trocha que recrea los últimos 7 kilómetros del recorrido del “tren de los presos”, dedicado a transportar hasta el bosque a los detenidos en el antiguo Penal de Ushuaia, fue reabierto en 1994 por iniciativa de la empresa Tranex Turismo, cuyas caras visibles son los hermanos Enrique y Rubén Díaz.

Compartir