El gobierno argentino comenzó a informar las identidades a los familiares de los soldados enterrados en tumbas anónimas en las islas. Quiénes son los caídos que ahora tendrán una placa con sus nombres.Más de 35 años debieron esperar decenas de familias para conocer el paradero de los cuerpos de sus queridos. Este martes, se inició el proceso de comunicación de las coincidencias en el ADN de las muestras de las familias y los cuerpos exhumados en el cementerio de Darwin, en las Islas Malvinas.

Siete familias recibieron la noticia de que su hijo, hermano, sobrino o tío se encuentra en un lugar específico del cementerio y que ya deja de ser un “soldado argentino solo conocido por Dios”, como rezaba la placa junto a su cruz.

La noticia fue recibida  con enorme emoción. Gracias a un trabajo conjunto de la Argentina, el Reino Unido y el Comité Internacional de la Cruz Roja. Se lograron resultados positivos en 88 casos sobre un total de 122 cuerpos.

Las siete familias, en su mayoría proveniente de Buenos Aires, fueron convocadas a la sede de la secretaría que funciona en el Archivo Nacional de la Memoria, ubicado en el predio de la ex ESMA, donde un equipo interdisciplinario -integrado por psicólogos, escribanos y asistentes sociales- les entregó el informe en el marco de una entrevista individual con cada grupo familiar.

Los 7 héroes:

– Claudio Norberto Scaglione: Soldado Clase 62. Cabo (Post mortem) – Armada ARA – Batallón Comando. Era Técnico Químico. Cuando ingresó al Servicio Militar, lo asignaron en la infantería de Marina. Fue destinado a Monte Longdon, en donde se libró una de las batallas más encarnizadas que hubieron. Él no retornó.

– Macedonio Rodríguez. Soldado Clase 62. Cabo (Post mortem). Ejército Regimiento de Infantería Mecanizado N° 7. Murió a los 19 años el 13 de junio de 1982. Combatió en  Monte Longdon, frente a los paracaidistas británicos. Había nacido en San Luis del Palmar, Corrientes, en septiembre del 1962. Llegó a Malvinas con el Regimiento de Infantería 7 de La Plata, en donde hizo el servicio militar.

– Eduardo Gómez. Soldado Clase 62. Cabo (Post mortem). Ejército Regimiento Infantería Mecanizado N° 4. En 1982, a los 19 años, Eduardo Gómez estaba cumpliendo el servicio militar obligatorio en Monte Caseros, provincia de Corrientes, cuando fue convocado para ir a Malvinas. Era chaqueño y llevaba el apellido de su mamá, Estelvina Gómez.

– Ángel Benítez. Soldado Clase 62. Cabo (Post mortem). Ejército Regimiento Infantería Mecanizado N° 7. La desgracia ocurrió el mismo día de la firma de la rendición argentina. Benítez fue una de las víctimas que arrojó la sangrienta batalla de Monte Longdon. Era chaqueño y vivía en Lomas de Zamora cuando se incorporó al Regimiento Infantería 7.

– Enrique Ronconi. Soldado Clase 62. Cabo (Post mortem). Ejército de Infantería Mecanizado N° 7. Nació en Quilmes en mayo de 1962. Fue parte de la dura Batalla de Monte Longdon, siendo dicho Regimiento la unidad del Ejército que sufrió más bajas durante la guerra: 36 muertos y casi 200 heridos. Su muerte ocurrió  en el asalto final del 3° Batallón de Paracaidistas británico, que dejó un saldo de 29 muertos.

– Daniel Ugalde. Soldado Clase 61. Cabo (Post mortem). Ejército de Compañía de Ingenieros de Combate 601. Nació en Capital Federal el 29 de octubre 1961. Hijo de Miguel Ugalde y Raquel García, fue el mayor de una familia de tres hermanos. Falleció en el repliegue hacia la capital de Malvinas el 14 de junio de 1982.

– Sergio Giussepetti. Soldado Clase 61. Cabo segundo (Post Mortem). Armada ARA – Batallón Comando. Nacido en 1961, vivía en el partido bonaerense de San Martín con sus padres y su hermana. Cuatro meses después de que terminara la guerra sus padres fueron notificados de la muerte, ocurrida en la cruenta batalla de Monte Longdon.

Compartir