Es un puente que permite el desembarco seguro desde grandes embarcaciones. Con una inversión de 2 millones de pesos, esta infraestructura ya fue incorporada hoy al funcionamiento operativo del puerto de Ushuaia.

Néstor González, a cargo de la presidencia de la Dirección Provincial de Puertos destacó sobre esta adquisición que “es una avenida flotante que se invirtió cerca de 2 millones de pesos, destinado a proteger, resguardar y dar seguridad a los turistas”.

Se utiliza, “cuando una embarcación supera los 200 metros de eslora, fondea en rada y bajan con los tender y los pasajeros desembarcan con seguridad plena por este pontón, por eso se invirtió con el objetivo de asegurar al turismo”.

El pontón tiene una eslora de 10 metros, una manga de 6 y un calado de un metro y medio, “en un avance del Gobierno Provincial con directivas de la gobernadora de apostar a la seguridad del turismo”.

Fue habilitado por Prefectura y se dispuso su amarre hoy en el sector de catamaranes, ya dispuesto para su uso

Compartir