Ante el crecimiento de la siniestralidad vial en el ejido urbano, desde el Concejo Deliberante se presentó una iniciativa que autorice al municipio a la implementación de un sistema de radares y foto multas.

La iniciativa ingresó desde la Presidencia del cuerpo a cargo del edil Alejandro Nogar y autoriza al Ejecutivo Municipal a la implementación de un sistema de foto multas y radares de velocidad en el control vehicular.

El proyecto de ordenanza estipula un plazo de 30 días para que la dirección de Tránsito realice un relevamiento en la ciudad sobre los puntos estratégicos a cubrir con este sistema, en caso de ser implementado.

Asimismo se busca dar una campaña de difusión sobre la implementación del sistema y se habilita de ser necesario un convenio de colaboración con la UTN para la aplicación del sistema.

El proyecto finalmente propende a sustituir en forma progresiva los reductores de velocidad en la ciudad.



Compartir