Las picadas décadas atrás eran conocidas como el “copetín”, eran pequeñas cantidades de alimentos que se ofrecían antes del plato principal. Pero en la actualidad suelen ser el motivo principal de las reuniones entre amigos, familiares, compañeros, etc. El problema es que estas picadas aportan solo grasas, hidratos de carbono y sal en cantidades desmedidas, despertando centros de recompensa primitivos en el cerebro que son difíciles de moderar porque no permiten que lleguen las señales necesarias desde nuestro estómago a nuestro cerebro para avisarles que ya estamos saciados. Es decir, las picadas disminuyen el autocontrol, ya que no proveen forma de medir lo que estas comiendo.

A continuación te voy a recomendar como realizar una picada más saludable:

  • Trocitos de pechuga de pollo rebozados en cereal sin azúcar triturado y salvado de avena, quedan súper crocantes.
  • Cuadraditos de cuadril caramelizados en salsa barbacoa.
  • Queso magros tipo port salut light presentados en pinchos con tomates cherry y morrones asados.
  • Mini pizetas de berenjena con queso port salut light y salsa de tomate. Primero tienen que pelar la berenjena y cortarla en rodajas, llevar a horno por 15 min, sacarlas darlas vuelta colocarles la salsa, el queso y otra vez al horno aprox 10 min más.
  • Podes usar como mayonesas estas opciones:
    • Queso untable descremado con cebollita de verdeo, ajo y perejil.
    • Mayonesa de remolacha: 3 remolachas, 1 diente de ajo, jugo de un limón, 1 cucharada sopera de aceite de oliva. Procedimiento: cocina las remolachas con piel, una vez cocidas, pélalas y procésalas junto con el diente de ajo, limón y un poquito de agua de la cocción. Finalmente agrega el aceite de oliva.
    • Mayonesa de berro: 2 cucharadas soperas al ras de mayonesa light, 1 diente de ajo, 1 taza de berro, jugo de 1 limón, 1 cucharada sopera de aceite de oliva. Se procesa todo.
    • Mayonesa de zanahoria: 2 zanahorias cocidas, 1 cucharada sopera de aceite de oliva, 1 diente de ajo rallado, tomillo, sal y pimiento. Se procesa todo.
  • Usa tostadas de arroz con semilla, de pan integral para reemplazar el abundante pan que se suele comer.
  • Por último, podes poner algunos fiambres magros en pequeñas cantidades como lomito, pavita, jamón al natural, pastron. Te recomiendo que compres 3-4 fetas de cada uno, lo hagas rollito y los cortes bien chiquitos para auto convencernos de que ya comimos mucho es una idea genial.

Farroni Natalia Andrea
Lic en Nutrición- MP 3797

Compartir