El fuerte viento del cuadrante norte hace que el polvillo que levanta todas las temporadas estivales la laguna seca, vuelva a tornar casi irrespirable el aire en vastos sectores de Río Grande. Varios proyectos manejados por las autoridades el año pasado, ante la problemática, fueron olvidados en el transcurso del año.

La problemática se repite todos los veranos con la laguna que para el verano se seca al norte de la ciudad de Río Grande sobre la ruta complementaria 5 y ruta de circunvalación, por las cuales se pide extremar la precaución al tránsito dado que la visibilidad es cero por grandes tramos.

Cuando el viento sopla desde el cuadrante norte, como es la jornada de hoy, la densa polvareda inunda la parte mas cerca de la ciudad, como son los barrios Chacra XI, XII, Aeropuerto, Los Cisnes y Vapor Amadeo.

El polvillo invade las viviendas, y torna nula la visibilidad para el tránsito. Incluso el aire resulta casi difícil de respirar por el polvillo en suspensión.

El año pasado se barajaron diversos proyectos desde el Gobierno provincial, el Municipio y Concejo Deliberante, todos quedaron en el olvido durante el año, y este verano la problemática se vuelve a repetir para los vecinos de la zona norte de la ciudad.


Compartir