El intendente Gustavo Melella criticó duramente el acuerdo firmado para congelar salarios de los metalúrgicos hasta 2020 a cambio de mantener los puestos de trabajo. “Los únicos que celebran son los industriales y los grandes perjudicados son los trabajadores. Es una locura pensar que en dos años a vos no te aumenten el salario, con el proceso inflacionario que hay”, dijo.

El convenio fue firmado por la Asociación de Fabricantes Argentinos de Terminales Electrónicas (AFARTE) y por la seccional Tierra del Fuego de la UOM, además de los gobiernos nacional y provincial.

“No salgo de mi asombro. Pasó menos de 20 días de las elecciones. Acá en la provincia el gobierno provincial anunciaba una lluvia de inversiones, tanto del sector industrial –hasta se hizo un pequeño mini Davos para inversores-, como del sector del petróleo; supuestamente se crearían miles de puestos de trabajo. Y al otro día de perder las elecciones presentaron un panorama totalmente distinto, que no se iban a poder pagar los salarios”, recordó.

Luego “viene la noticia del Gobierno nacional de este proyecto de quita de impuestos a la industria electrónica para algunos productos, con lo cual era el anuncio de la muerte de la industria de nuestra provincia”.

“Acá los únicos que celebran son los industriales. Ellos son únicos grandes beneficiados son ellos. Los que van a tener que pagar menos impuestos provinciales y nacionales, van a pagar menos salarios; y ellos van a tener mayores ganancias. Y los grandes perjudicados son los trabajadores. Es una locura pensar que en dos años a vos no te aumenten el salario, con el proceso inflacionario que hay. El costo de vida además acá es más alto, la gente que alquila no va a decir `bueno, por dos años te congelo el alquiler´; y el supermercado tampoco”.

Melella indicó que con este acuerdo “se pone a los trabajadores metalúrgicos en una situación muy difícil. Pero esto a la vez arrastra al resto, porque un trabajador metalúrgico ahora en el verano por ahí pinta su casa, hace una ampliación, la remodela, da trabajo a un albañil, a un pintor, va a comprar al corralón de la ciudad. Todo esto se cae. El perjuicio es muy grande”.

Consultado sobre el accionar de la gobernadora Rosana Bertone y por qué no se “plantó” para defender la industria local, Melella dijo que “la verdad es que no sé. Toda esa fuerza que había de todos los sectores políticos juntos, si ella la hubiese usado frente al gobierno nacional, creo que hubiese pasado lo mismo que en otras regiones (como en Mendoza, que se logró parar el aumento de los impuestos internos al vino)”.

Melella destacó que “yo no tengo simpatía por el gobierno nacional. Para nada. Pero en esta situación ni siquiera culpo tanto al gobierno nacional. Sí los culpo porque fueron con todo para obtener algo. Pero para mí esto es producto de un pedido de los industriales. Son ellos los únicos que en esta situación no ponen absolutamente nada. Van a poner los trabajares; el Estado nacional y el provincial. Todos menos los industriales. Y la verdad es que hoy ves otros sectores que aplaudía los anuncios -como el del petróleo-, que decía que todo venía bien, y uno se enoja, porque ahora salen a decir que hubo y sigue habiendo despidos”.

El intendente comentó que “en Río Grande el índice de desempleo estaba arriba del 8 ó 9%. En otras ciudades por ahí este índice no es tan significativo; pero en una ciudad como la nuestra, eso implica muchísimo. Y esto va a traer mucha más crisis económica”.

Compartir