Llego la primavera, ya está empezando el calorcito y la gente decide NO consumir harinas, UN CLASICO!

Llegan al consultorio y te dicen “DEJE LAS HARINAS Y NO COMO PAN “y les preguntas “PORQUE?” y te miran asombrados como si no supieras nada y te dan la respuesta obvia “PORQUE ENGORDAN”

Entonces vamos a explicar por qué no hay que eliminar de las dietas las harinas y entre ellas el pan. Su composición principal son los hidratos de carbono, este es un macronutriente esencial para la obtención de energía. Esta es la razón principal por la cual no hay que dejarlos, el cuerpo realmente los necesita.

Con lo que si hay que tener cuidado es con la calidad de los mismos, ya que existes dos tipos:

  • Hidratos de carbono complejos: Tardan más en digerirse, aportan mayor saciedad y energía a largo plazo. Los alimentos fuentes de estos son: trigo, arroz, cebada, centeno, avena, mijo, amaranto, maíz, pastas, pan, lentejas.
  • Hidratos de carbono simple: Se digieren más rápidamente y aportan energía rápida, para usar al instante. Los alimentos fuente de esto son: frutas, dulces compactos, mermeladas, azúcar, golosinas, galletitas dulces, panificados, helados, bebidas azucaradas, etc.

Ambos son importantes?  Sí, pero su frecuencia y cantidad de consumo deben ajustarse a las necesidades de cada individuo.

No hay que dejar los hidratos, solo aprender a elegir cuales son los que el cuerpo necesita  y consumirlos en su justa medida!

Compartir