El jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, defendió la reforma impositiva que impulsa el Poder Ejecutivo nacional.

Al brindar su cuarto informe del año ante el Senado, Peña expresó que “no debe haber temor y rechazo” ante la convocatoria de la administración de Cambiemos para discutir un plan de reformas, al reconocer que las propuestas pudieron haber generado “inquietud” en algunos sectores, y ratificó que el objetivo del presidente Macri es abrir un diálogo multisectorial “sin imposiciones”.

“Buscamos una agenda de unidad que no divida sino que busque celebrar los puntos en común y estamos convencidos, más allá de una campaña electoral, de que en muchos de estos acuerdos estamos mucho más cerca de lo que muchas veces se piensa”, declaró el funcionario.

Peña ratificó los tres ejes del plan de reformas anunciado por el presidente, vinculados a la responsabilidad fiscal, la calidad institucional y la creación de empleo, “con el objetivo de máxima de esta administración que es la reducción de la pobreza y las desigualdades”.

En ese marco, hizo hincapié en la necesidad de avanzar en las discusiones de los proyectos de ley que se enviarán al Congreso, con propuestas de reformas al sistema tributario, de jubilaciones y de reforma política.

Compartir