Prefectura, Policía y Defensa Civil desplegaron un intenso operativo de búsqueda en respuesta al alerta de una persona que vio a otras haciendo señas con una linterna, supuestamente pidiendo auxilio, temiendo que podrían haber sido encerradas por el agua.

La primera versión fue que dos personas habían sido sorprendidas por la suba de la marea mientras paseaban por la playa a la altura del edificio municipal, donde el cauce del río Grande se une con el mar.

Las fuerzas de seguridad montaron inmediatamente un operativo de búsqueda y rescate que hasta incluyó una moto de agua por parte de la Prefectura Naval y la participación de la Policía provincial y Defensa Civil municipal apoyando desde la costa

Pudo saberse que el alerta lo emitió un empleado de la concesionaria ubicada en la zona cercana, advirtiendo que había dos personas que habían sido encerradas por la marea y estaban pidiendo auxilio haciendo señas con una linterna.

Rápidamente se dispuso el procedimiento para dar con estas personas, todo en medio de la oscuridad que ofrece el lugar y cuando la marea comenzaba a subir rápidamente.

Al pasar las horas, los efectivos mantuvieron el operativo de búsqueda con ciclomotores por la playa y prefecturianos desde el agua, sin dar con estas personas y sin poder confirmar tampoco si estas personas habían logrado abandonado el lugar por sus propios medios.

 

 

 

Compartir