El legislador Pablo Blanco salió al cruce de las declaraciones efectuadas por la dirigente nacional aliada al PRO, Elisa Carrió, quien en una programa de TN consideró  que “un despropósito”, el dinero en concepto de coparticipación federal que recibe Tierra del Fuego y alegó que, “bastaría que no haya gobierno, repartir el dinero que llega y no tener problemas”.

En diálogo con Radio Provincia, Blanco dijo que, “lo que está planteando es un imposible” ya que, “para que haya una modificación en el coparticipación federal tiene que haber consentimiento de los 24 provincias”.

De avanzar el pedido de reducción de coparticipación, “hace falta la reafirmación de la Provincia y no lo va a tener”.

Por otro lado cuestionó a los gobernadores peronistas que se juntaron para manifestarse contra el pedido de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal para que se revea el monto de coparticipación que recibe la provincia que ella comanda.

“La campaña deja ver los dobles discursos de algunos que se juntan ahora y se quejan la inequitativa redistribución de los recursos en las Provincias, cuando gobernaron por más de 12 años y en lugar de cumplir con lo que dice la Ley de Coparticipación Federal, que dice que más del 56% debe ser girado a la provincia y las provincias sólo estaban recibiendo el 22”.

“Ahí no se juntaban los gobernadores peronistas a reclamar al gobierno nacional. Parece ser que tenía amnesia”, finalizó.

Compartir