El episodio ya tuvo un antecedente en 2016 en que otro presunto administrador demandó al IPV por la liquidación de expensas, ante lo cual el ente habitacional corrió traslado a los vecinos. Esta vez la intimación por la demanda le llegó a 107 familias de Chacra II que desconocían la existencia y funcionamiento del consorcio demandante.

La demanda fue presentada al IPV por parte de Andrés González como administrador del consorcio “Complejo habitacional 23H”, el cual reclama un oneroso pago de expensas no liquidadas.

Ante ello el IPV corrió traslado de la demanda a los vecinos adjudicatarios de las 107 unidades habitaciones, a fin de que respondan por esta demanda de expensas que pesan sobre sus viviendas.

Todos coinciden que el consorcio nunca operó ni fue designado por los mismos vecinos, e incluso algunos señalan que en alguna oportunidad pagaron esas “expensas” de lo cual desistieron al observar que no se hacía nada.

Ante ello ya los vecinos se han organizado en reuniones (foto) siendo asesorados por los abogados Cristian Rubio y Matías Pérez Iglesias, en lo que podría traducirse en una denuncia penal por “estafa” que sería radicada el próximo lunes contra este presunto “administrado del consorcio” al que muchos no conocen.

Incluso los vecinos notificados fueron informados de una dirección fijada por el consorcio demandante, la cual confirmaron que no existe al intentar acercarse para hablar al respecto.

Antecedente similar
En 2016 una demanda similar tuvo lugar por parte de otro autodenominado “administrador”, el caso de Hugo González quien interpuso una demanda similar por expensas y terminó siendo denunciado de igual manera por los vecinos.

En la actualidad ese demandante está por ser llamado a indagatoria por “estafa”.



Compartir