Consiste en una suma de 1.000 pesos al salario básico más 400 pesos adicionales al presentismo, recomposición que tendrá un gran impacto positivo sobre todo en las categorías más bajas. Cierra además una suba del 30% anual para la categoría 10.

El aumento completa el acuerdo alcanzado con los gremios estatales en el mes de marzo, en el cual se rubricó el otorgamiento de un total de 2500 pesos al básico más 800 pesos al ítem presentismo para todo el año.

El Intendente Melella recalcó “la vocación de servicio que caracteriza a los empleados municipales” y aseguró que la posibilidad de otorgar este aumento tiene que ver con que el Municipio mantiene las cuentas públicas ordenadas y realiza un uso responsable de los fondos públicos.

“Quiero destacar públicamente el gran compromiso que tienen nuestros servidores públicos con su ciudad”, dijo y aseguró que “agradezco además el trabajo que están realizando en estos días, porque todo el personal municipal entiende que nuestros vecinos necesitan más que nunca la presencia cercana de su Municipio  para solucionar sus problemas”.

Compartir