Que sucede con las etiquetas de los alimentos en el mundo? Las etiquetas de los alimentos son los revestimientos que nos incentivan a comprar ese alimento y no otro. Al mismo tiempo con esas etiquetas nos tienden diferentes trampas, aprovechando el desconocimiento de la población en general en cuestiones de nutrición y de esa forma promocionar su producto alimenticio como distinto en el mercado, cuando en realidad todos los productos de ese tipo tienen las mismas características.

Con las etiquetas nos generan un autoengaño, haciéndonos creer que elegimos lo correcto. Por ejemplo: “Aceite libre de colesterol” (son grasas que provienen del origen vegetal por ende todos los aceites son libres de colesterol), “Alfajores bajos en sodio” (si algún alfajor tuviese alto contenido sódico seria incomible), “Huevos libre de colesterol” (Es un alimento que proviene de un animal, no es un alimento industrializado, por ende todos los huevos en la yema van a tener colesterol) o sin ir más lejos los envases de color verde, color que la gente asocia a saludable, sano y natural, últimamente muy presente en las góndolas, pero no se dejen engañar , no existe ninguna legislación que diga que los productos que estén contenidos en envases verdes deben contener menos grasas o azucares .

Para no caer en sus trampas te recomiendo que aprendas a leer las etiquetas nutricionales de forma objetiva, para que la industria alimenticia no te engañe y no sea ella quien decida como tenes que alimentarte sino vos mismo.

Lo principal para saber leer una etiqueta es saber la diferencia entre Diet-Light.

Según nuestro Código Alimentario Argentino: Un alimento DIET son aquellos cuya composición ha sido modificada, y que se encuentran destinados a satisfacer necesidades particulares de nutrición y alimentación en determinados grupos poblacionales. Por este motivo no son necesariamente productos reducidos en su valor calórico. Por ejemplo un alimento diet son los libres de TACC, los alimentos infantiles fortificados, los suplementos dietarios, etc.

En cambio un alimento LIGHT es el que cumple con el atributo de “bajo”, son aquellos reducidos en un mínimo del 25% en su contenido energético o en un nutriente declarado respecto a su alimento original.

Entonces un alimento light no significa que sea reducido en calorías, inclusive muchas veces al reducir un nutriente, elevan el contenido de otro, y el valor calórico termina siendo igual o mayor al producto original. Lo más importante es que el consumidor preste especial atención al rotulo.

Según nuestro CAA para que un alimento solido sea bajo en:

  • calorías debe tener como máximo 40 kcal en 100gr de producto
  • grasas debe tener como máximo de 3 gr en 100 gr de producto
  • grasas saturadas debe tener como máximo de 1,5 gr en 100 gr de producto
  • carbohidratos debe tener como máximo 5 gr en 100gr de producto
  • colesterol debe tener como máximo 20 mg en 100gr de producto
  • sodio debe tener como máximo 120 mg en 100gr de producto

Para que un alimento líquido sea bajo en:

  • calorías debe tener como máximo 20 kcal en 100 ml de producto
  • grasas debe tener como máximo de 1,5 gr en 100 ml de producto
  • grasas saturadas debe tener como máximo de 0,75 gr en 100 ml de producto
  • carbohidratos debe tener como máximo 2,5 gr en 100 ml de producto
  • colesterol debe tener como máximo 10 mg en 100 ml de producto
  • sodio debe tener como máximo 120 mg en 100 ml de producto

Ahora con esta información que les pude brindar, pueden aprender a alimentarse de forma consciente. No se dejen engañar más por la variedad de colores, por los eslogan o los dibujitos del envase, lean el rotulo y elijan ustedes mismos como alimentarse y no la industria alimentaria.

“LO QUE IMPORTA ES LA CALIDAD DEL PRODUCTO QUE CONSUMIMOS”

Farroni Natalia Andrea
Lic en Nutrición- MP 3797



Compartir