Fue en el marco del Día Internacional de la Mujer y en concordancia a todo lo que sucedió en el país y el mundo.  Manifestantes de diferentes organizaciones sociales y políticas participaron de la marcha contra la violencia de género y la igualdad salarial, que se desarrollo tanto en Ushuaia como en Río Grande.

Miles de mujeres que marcharon por aborto legal en Jujuy, equidad laboral en Resistencia, en Ushuaia por la paridad de género en el sistema electoral, y por la aparición de víctimas de trata en La Plata -entre otras ciudades con reclamos comunes y también específicos- protagonizaron un paro masivo por el 8M que adquirió verdadero alcance nacional.

En tanto en Río Grande luego de la concentración en la plaza Almirante Brown, se realizó una marcha hasta la intersección de Belgrano y Lasserre, donde integrantes del Programa de género y sexualidad de la UNTDF leyeron una proclama en la que exigieron paridad de género, “para que mujeres y varones tengamos las mismas oportunidades, para poder acceder, permanecer y terminar la universidad”.

Fue una de las tantas voces que se escucharon en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer en la misma sintonía por todo el planeta.

Incluso, docentes investigadoras, estudiantes y trabajadoras no docentes de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego en ambas ciudades participaron de una jornada en consonancia a la huelga mundial de mujeres y acciones impulsadas en todo el país.

La jornada de reflexión en las sedes universitarias de Ushuaia y Rio Grande, que incluyeron mateadas, espacios de debate y concentraciones.

La propuesta fue apoyada desde la Federación Argentina de Trabajadores de las Universidades Nacionales (FATUN) y desde la Asociación del Personal Universitario Nodocente (APUNTDF). 



Compartir