La gobernadora Rosana Bertone se refirió al litigio que mantienen las provincias  con la Nación por el pedido de aumento de coparticipación realizado por la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal   y confirmó que Tierra del Fuego tiene tiempo hasta el 17 de noviembre para responder a la Justicia, por lo que esperarán hasta el último día, apostando a que se genere una mesa de discusión política que permita superar esta situación.

“Nos parece importante poder sentarnos en una mesa de dialogo y negociarlo con el Presidente, los Diputados y Senadores, para ser escuchados en los ámbitos donde corresponde”, afirmó Bertone en dialogo con Fm del Pueblo.

Afirmó que si la Corte Suprema decide fallar a favor de la provincia de Buenos Aires, “la pérdida de recursos que va a tener la provincia y los municipios,  es de alrededor de 1000 millones”. Ante esto adelantó que, “si hoy estamos pidiendo una asistencia financiera de alrededor de 1.200 millones de pesos para pagar sueldos, si me quitan 1.000 millones, voy a tener que ir a pedir 2.200 millones”.

Además aseveró que, “si el fallo sale favorable a la provincia de Buenos Aires, las demás provincia en su conjunto quiebran”.

Bertone admitió que, “el índice del conurbano es muy bajo, (el reclamo de Vidal es para que este monto se eleve)”, pero advirtió que, “están recibiendo muchísimos subsidios, de alrededor de 75 mil millones, en lo que tiene que ver en asistencia a universidades, de agua, cloacas, subsidios a la energía, a la luz y el gas”.

En términos generales coincidió con que, “la mayoría de los recursos se los está llevando Buenos Aires y Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

 

Compartir