La medida la dictó la jueza laboral Miriam Edith Cristiano (foto) en relación a la causa de una mujer que fue despedida desde la empresa Compass. La resolución judicial asegura que en el despido surge contemporaneidad entre la enfermedad oncológica y la ruptura del vínculo laboral.

La damnificada identificada como Silvia Duarte invocó un amparo ante el Juzgado Laboral del Distrito Judicial Norte ante el despido sin causa que sufrió de parte de la empresa Servicios Compass de Argentina S.A.

El abogado Cristian Rubio tramitó este expediente sosteniendo lo “discriminatorio” del despido y dando cuenta de la gravedad de la situación ante el “daño irreparable” causado por la medida ante “una empleada sin ningún tipo de conflicto previo”.

Asimismo adujo que la medida tiene gravedad a partir de que es “el único ingreso mensual de la mujer”, señalando que “el único motivo subyacente es su enfermedad”, expresó.

La jueza laboral entendió que “el empleador en todo momento fue reportado de la s novedades en torno del cuadro de salud de la trabajadora”, y que la medida adoptada guarda “contemporaneidad” con la enfermedad padecida.

El fallo fue emitido a mediados de julio y hasta principios de agosto la empresa continuaba negándose a acatar el fallo, lo que estaría encontrando un acuerdo recién en la presente semana.

La empleada trabajaba en un objetivo que posee la empresa, brindando servicios alimentarios en una fábrica de la ciudad de Río Grande.

Compartir