El fallo de la Cámara de Apelaciones resolvió que la empresa Yámana del Sur deberá pagar cerca de 15 millones de pesos a 11 trabajadores que fueron despedidos a finales del 2011, los que percibieron solo el 10% del monto que correspondía. Este acuerdo abusivo fue firmado por los trabajadores en estado de necesidad con varios meses sin cobrar, pero lo grave institucionalmente es que fue homologado por el Ministerio de Trabajo de la provincia.

Los trabajadores despedidos a finales del 2011, en febrero del 2012 firmaron, sin haber cobrado sus haberes de noviembre y diciembre; un acuerdo en total estado de vulnerabilidad económica por el cual percibieron montos indemnizatorios sensiblemente inferiores a lo correspondiente por ley.

De esta forma los 11 trabajadores representados por el abogado Cristian Rubio cobraron montos entre los 30 y 98 mil pesos, cuando por ley les habría correspondido cobrar entre 500 mil y un millón de pesos los más antiguos.

Este acuerdo leonino increíblemente fue homologado por el ministerio de Trabajo de la provincia en febrero del 2012, desoyendo incluso el dictamen legal de su propio abogado que aconsejaba revisar los términos legales del acuerdo por ser abusivos para la parte trabajadora.

Así fue que la semana pasada la Sala Civil de la Cámara de Apelaciones resolvió declarar la nulidad del acuerdo y condenar a la empresa Yámana del Sur a pagar los montos indemnizatorios que realmente corresponden a estos trabajadores que reclaman una suma de más de 7 millones de pesos que con intereses y actualización de la demanda ascienden a cerca de 15 millones, al día de hoy.

El abogado demandante el Dr. Cristian Rubio señaló al respecto del fallo, “la planta está embargada por casi 10 millones de pesos y se va a subir a los 15 por este proceso, y si no pagan se va a tener que ejecutar la sentencia y se irá a remate”, señaló.

Compartir