Se realizó esta tarde la ceremonia de jura de los nuevos jueces de instrucción; Daniel Cesari Hernández y Raúl Sahade. En medio de la polémica por la baja del fiscal Eduardo Tepedino, se efectuó la jura de la Dra. Laura Urquiza en su reemplazo. Los jueces del Superior Tribunal además de referirse a su “probidad profesional” señalaron que primó su “perfil de género”.

Los jueces del Superior Tribunal de Justicia, los Dres. Javier Muschnick, Gonzalo Sagastume y María del Cármen Battaini; encabezaron esta tarde la ceremonia que se desarrolló en la sala de actos de la Cámara de Apelaciones en el Campamento YPF.

Allí tomaron jura a los jueces de instrucción electos por el Consejo de la Magistratura; asumiendo el Dr. Daniel Cesari Hernández como juez de instrucción N°1 y Dr. Raúl Sahade como juez de instrucción N°2.

Cesari Hernández quien oficiaba como relator en el Superior Tribunal aseguró sentir la designación como “un desafío”, señalando estar al tanto del estado de situación del juzgado que asume en el cual hay causas como el caso Sofía Herrera, “es una historia muy triste para todos los fueguinos, para todo el país por que ha trascendido las fronteras de la provincia, es un tema prioritario lo sé, y vamos a ponernos a trabajar inmediatamente ya estaremos comunicando novedades”, dijo en referencia a lo que será la actualización de rostro la próxima semana.

Por su parte Sahade señaló en cuanto al juzgado de instrucción 2, “ya estamos evaluando el estado de situación del juzgado”, señalando sobre el sistema de trabajo en relación a la prisión preventiva, “venimos a trabajar con las manos libres, si tengo una especial atención a la situación de las causas de violencia de género donde sé que se debe trabajar con esa herramienta ante lo que significa el riesgo procesal en estos casos, donde el imputado se sabe la influencia que puede tener sobre la víctima y los testigos”, dijo, adelantando algunos criterios de trabajo.

“Mas que sorpresa fue alegría”
Fueron las palabras de la flamante fiscal tras la jura, la Dra. Laura Urquiza, quien se desempeñaba como Prosecretaria de la Sala Penal de la Cámara de Apelaciones y asumió reemplazando el cargo de fiscal que dejó el Dr. Eduardo Tepedino.

“Muy contenta por la oportunidad, resultado de 16 años de trabajo en la Justicia, de estudio y de dedicación, los objetivos los de siempre, uno como fiscal o juez es un operador y tiene que estar al servicio de la Justicia”, señaló.

Sobre su designación y la polémica que resultó del desplazamiento del Dr. Tepedino, quien encabezaba la terna y ocupaba el cargo de fiscal; cuestión ajena a la propia Urquiza, la flamante fiscal señaló, “siempre es sorpresivo, uno está en una terna y no sabe que puede pasar, más que sorpresa fue alegría, un reconocimiento a mi trabajo”, dijo, señalando que como modalidad de trabajo tendrá “presencia en el lugar de los hechos, siempre tiene que estar el fiscal, es parte de mi trabajo y es lo que voy a hacer”, dijo.

Compartir