Sucedió anoche en calle Libertad 950 de Río Grande, donde se dio cuenta del conflicto entre dos familias.

La casilla fue comprada por una mujer que estaba acompaña de su madre, Alejandra, quien relató, “mi hija compró esta casilla en 2017 pagó más  de 120 mil pesos a una mujer que ya vive en la provincia”.

La misma está emplazada en un terreno con cuyos propietarios comenzaron a tener problemas, “el jueves pasado la señora Maciel y el señor Quiróz, le cortaron todos los servicios a mi hija y nos tuvimos que ir del lugar, y hoy nos encontramos a la señora adentro de la casa con sus hijos y los servicios restablecidos”, dijo donde evidentemente se podía observar que había energía eléctrica.

Ante ello intervino personal policial de la comisaría Primera que, observando que las mujeres esgrimían boleto de compra y venta sobre esta casilla, actuaron demorando contravencionalmente a dos varones que intentaron ingresar también a la vivienda.

Ahora las partes esperan que se expida el juzgado de turno, a cargo del Dr. Raúl Sahade, que interviene en la denuncia radicada por estas mujeres, respecto del desalojo y toma de posesión nuevamente de la casilla.



Compartir