En horas de la mañana, el Tribunal de Juicio en lo Criminal del Distrito Judicial Sur comenzó el debate oral y público al Dr. Marcelo Antonio Torroba, que intervino quirúrgicamente a Carina Adriana López el 20 de abril del 2011, en una cesárea, falleciendo la paciente dos días después de haber dado a luz a su hija.

El abogado de la familia, Dra. Alberto Rojas en dialogo con Aire Libre Fm,  describió que, “el imputado ha ejercido su defensa y ha manifestado, en términos generales, que no tiene ninguna responsabilidad respecto del fallecimiento y la patología que llevó a la muerte a la paciente, que se habría producido a posteriori del parto”

El letrado indicó que por el contrario consideramos, “apoyándonos de los dictámenes del cuerpo forense que están incorporado en las causa, que hubo una patología previa, o indicios previos que indicaban que el médico debería haber adoptado un deber de cuidado mucho más intenso de lo que tuvo, que en realidad consideramos que no tuvo”.

A raíz a esta situación “se podría haber producido esta patología, que de todos modos se hubiera producido, pero se hubiese podido tomar ciertos recaudos para mitigarla o eventualmente tratarla de manera más prematura”, evaluó.

Además aseguró que el Dr Torroba, “trabajó más de un mes antes examinando a la paciente, que primera había sido atendida por la Dra. Peralta”.

El abogado defensor indicó que hubieron indicios previos y que los mismos ameritaban que, “se tenga un seguimiento exhaustivo a la paciente durante el último tramo de la paciente y  no se tuvo ese deber de cuidado”.

“Se la medicó por la presión alta, se le indicó reposo y dieta, que son todos indicios de que el medico tenía una sospecha. Por lo que deberían haberse tomados mayores recaudos, seguimiento constantes y no ocurrió”, finalizó

 



Compartir