Se trata del vuelo AR 1880 con destino a la capital que llegó con una advertencia sobre un posible aparato explosivo en su interior.

Inmediatamente, las autoridades del aeropuerto y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) decidieron desalojar la nave para iniciar los procedimientos de seguridad correspondientes a este tipo de hechos delictivos.

Fuentes de la compañía aérea de bandera confirmaron el episodio, pero aclararon que no se trata de un caso aislado sino bastante frecuente.

De todos modos, el hecho sucedió a la par y no impidió la oficialización de la entrega y debut comercial de la primera aeronave 737 MAX 8, en el aeropuerto Ministro Pistarini, en Ezeiza.  Según explicaron en la empresa, se trata de la primera línea aérea de América Latina en recibir el 737 MAX 8 que en el país cubre la ruta Buenos Aires – Mendoza.

Compartir