El Gobierno de la Provincia cedió, a través del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) un terreno a la Federación de Bomberos Voluntarios para la instalación de un destacamento en el barrio Río Pipo.

Se trata de un pedido que los servidores públicos venían efectuando desde hace 10 años, ante lo cual el presidente de la federación Horacio Galego, destacó “pensábamos que esto no iba a llegar, pero hoy sólo tenemos palabras de agradecimiento”, dijo destacando “la importancia” de la relación que ha logrado recomponer la actual gestión con las asociaciones.

Por su parte la gobernadora Rosana Bertone destacó el trabajo del IPV en la cesión de este lote, residiendo la importancia de un cuartel en una zona “de mucha proyección de viviendas hacia el futuro”.

Compartir