Desde el Centro de Combatientes de Ushuaia se manifestaron en contra de acompañar la presentación del centro de veteranos de La Plata en el proceso por torturas contra soldados argentinos de sus propios jefes. Señalaron que actúan en forma “discriminatoria” y que promueven “transformar en una vergüenza la guerra de Malvinas para el país”.

Así lo expresó el presidente del Centro de Combatientes de Ushuaia, Walter Batista, respecto de la presentación realizada hoy en la Justicia Federal por parte del Centro de Combatientes de La Plata (CECIM) en la causa por torturas y estaqueos de soldados argentinos por parte de sus superiores.

“Si hubo estaqueos que la Justicia se encargue de los culpables, pero el Centro de Combatientes de Ushuaia no participa de esta movida como institución”, comenzó diciendo Batista en declaraciones a JCA Noticias.

“No estamos de acuerdo con mezclar porque este CECIM siempre ha promovido e impulsado, en buscar igualar a los caídos en combate con desaparecidos por la dictadura y ha promovido como víctimas a todos los que participaron de la contienda”, continuó diciendo.

“Son un intento ideológico de tratar de desprestigiar y avergonzar al pueblo argentino de lo que sucedió en Malvinas, han promovido la discriminación a los militares de carrera, que nosotros somos, de hecho el centro de ellos es solo de conscriptos con discriminación a quienes pertenecen a las fuerzas”.

En cuanto a la causa judicial agregó, “acompañaríamos si fuera el centro de veteranos de guerra de Río Grande o el de Uhsuaia por que actúan sin orden de discriminación, todos fuimos a luchar todos juntos”.

Finalmente en cuanto al evento de esta tarde y la reunión mañana en el Juzgado Federal de Ushuaia, expresó, “con todo respeto al señor Pérez Esquivel y Nora Cortiñas”, referentes de los DDHH que llegaron a Ushuaia a tal fin, “quiero entiendan están siendo manipulados o utilizados para promover esta ideología para igualar a los caídos en combate a quienes han fallecido manos de la última dictadura, igualar a los cuerpos de quienes no se sabía su ubicación con los desaparecidos, tratando transformar en una vergüenza la guerra de Malvinas para el país lo que no vamos a permitir”, concluyó Batista.

Compartir