Lo sostuvo el ministro de Producción, Francisco Cabrera, tras la firma del acuerdo con la gobernadora Rosana Bertone, AFARTE y la UOM, con el objetivo de mejorar la productividad y la competitividad de la industria y reducir los precios de la tecnología para los consumidores.

“Buscamos caminos graduales para resolver problemas estructurales, este acuerdo era impensado hace unos años”, afirmó el ministro Cabrera.

El Ministro destacó también que “el acuerdo busca reducir el precio de la tecnología, que afecta transversalmente la competitividad de toda la economía, preservando los puestos de trabajo del sector, y al mismo tiempo diversificar el perfil productivo de la provincia”.

Entre otros puntos, el Estado nacional se compromete a enviar al Congreso un proyecto de ley para reducir las alícuotas del impuesto interno para productos como celulares, televisores, aires acondicionados y microondas de manera gradual.

El impuesto se reduciría escalonadamente del 10,5% en el 2018 hasta llegar al 2% en 2023.

Además de la reducción gradual del impuesto interno, el gobierno llevará adelante una serie de medidas para mejorar la productividad y la competitividad de la industria fueguina. Entre ellas, se compromete a adecuar los procesos productivos previstos en el régimen para bajar los costos de producción.

Trabajará en un plan de mejora para la baja de los costos aduaneros y de transporte marítimo, implementará la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE) y mejorará la seguridad de las rutas.

El gobierno provincial se compromete a reducir la Tasa de Verificación de Procesos Productivos (TVPP) y los costos portuarios. Las empresas, por su parte, llegaron a un acuerdo con los sindicatos para mejorar la productividad y la competitividad. Buscarán además mejorar la eficiencia de los procesos productivos y reducir los costos en la adquisición de materias primas, entre otros compromisos.

Compartir