La denuncia sueña extraña en cuanto a la cantidad de animales y la capacidad logística que requeriría su manejo, dado que señalan que faltan desde junio a esta parte del año. El caso denunciado en mayo pasado por la estancia Pirinaica, de 300 vacas, nunca terminó de determinar la existencia de esas cabezas de ganado.

En mayo pasado ya había llamado la atención la denuncia por el faltante de ganado mayor en la estancia Pirinaica, y ayer desde la estancia Viamonte volvió a radicarse una denuncia del mismo tenor, pero con la llamativo cifra de 1548 ovejas aparentemente sustraídas.

El administrador de esta estancia, Tomas Ayerza de 49 años, denunció en la comisaría Segunda de Río Grande, el faltante de un total de 1466 borregos y 102 carneros del establecimiento, desde junio hasta esta parte del año, sin que se constatara daño alguno en los alambrados y tranqueras del establecimiento.

El llamativo robo no puede ser explicado, sobre todo en cuanto a la necesidad logística para semejante movimiento de ganado.

Las autoridades manifiestan sus dudas al respecto, más cuando la denuncia realizada meses atrás desde estancia Pirinaica por más de 300 vacunos, la investigación solo pudo comprobar el faltante de una docena de ejemplares.

Compartir