Anoche se radicaron dos denuncias por parte de choferes de la empresa City Bus, lo que suma cuatro episodios de vandalismo por parte de algunos pasajeros contra el interior de las unidades de un servicio mejorado y cuya calidad ahora ve la desaprensión de algunos de sus usuarios.

Un total de cuatro unidades han sido vandalizadas con grafitis e inscripciones en distintos respaldos de butacas o hasta en el sector del techo, en espacios comunes para todos los pasajeros del servicio.

Anoche en la comisaría Cuarta de la margen sur de Río Grande, donde concluyen el recorrido, dos colectiveros; Claudio Solís de 46 años y Juan José del Mira de 31, se presentaron a radicar las respectivas denuncias por nuevas pintadas halladas en sus rodados.

Desde la empresa aseguraron que la línea C es la que recibe con mayor frecuencia episodios de este tipo que se esperan erradicar una vez que se pueda disponer en las unidades de cámaras de videovigilancia en los colectivos.


Compartir