Ocurrió el jueves pasado en la ciudad de Ushuaia, resultando víctima de la agresión el integrante de ATE Ushuaia, Miguel Angel Aranda, quien fuera uno de los denunciados por la presunta estafa con la venta de viviendas entregadas por Gobierno a esa entidad sindical.

Aranda, quien además de referente de ATE es empleado de Desarrollo Social de la Municipalidad de Ushuaia; fue víctima de una violenta agresión en la vía pública el pasado jueves en calle Tolhuin Sur al 200.

Aseguró que dos sujetos descendieron de una camioneta Audi Q5 de color blanco, y lo agredieron cuando llegaba a su casa, recibiendo golpes de puño y patadas, portando incluso uno de ellos un arma de fuego.

Aranda señaló no conocer a esas personas, pero el sistema de videovigilancia de su casa y testigos, lograron individualizar al menos a uno de ellos.

Este integrante de ATE estaba a cargo del proyecto sindical de viviendas para afiliados, y por el cual recibieron de Gobierno el pasado 1° de mayo varias viviendas adjudicadas a afiliados, tras lo cual se radicó una denuncia por presunta defraudación con la venta de casas.

Allanamientos y dos imputados
Ante lo sucedido Arana radicó la denuncia y el juez de instrucción de turno en Ushuaia, el Dr. Javier de Gamas Soler; ordenó una serie de medidas judiciales en la jornada de ayer que incluyeron allanamientos y requisas vehiculares tanto en Ushuaia como en Río Grande.

En los domicilios allanados se recuperaron prendas de vestir similares a las que usaron los agresores, mientras que se pudo localizar la camioneta Audi Q5 dentro de la cual se secuestraron más prendas de vestir, un cuchillo y una manopla metálica.

Hay dos sujetos con antecedentes, notificados de derechos y garantías por el magistrado interviniente, pero aún se desconoce cual sería la vinculación con la agresión respecto de si fueron defraudados con las viviendas o bien esto responde a una “interna sindical”.



Compartir