Luego del accidente ocurrido ayer en horas de la noche en la intersección de la Ruta N° 3 y la circunvalación de la ciudad de Río Grande,  el único que continúa internado en terapia intensiva, es el conductor Chevrolet Chevette, César Cancino.

Luego de los análisis correspondientes, se determinó que ninguno de los conductores tenían alcohol en sangre.

Cancino continúa internado con traumatismo de abdomen, con líquido en  algunos órganos, pero sin fracturas.

En tanto el mayor  y el bebe de apellido Álvarez fueron dados de alta.

Cabe recordar que en  pasadas las 21 horas de ayer jueves, un Chevrolet Chevette impactó a un Peugeot 208 en el que viajaba una familia. El rodado Chevrolet Chevette era conducido por un agente de Defensa Civil Municipal, César Cancino, quien aparentemente transitaba en sentido sur por la ruta nacional 3.

Al llegar a la rotonda en el cruce sur con la ruta de circunvalación, cruzó un rodado Peugeot 208 de color negro en el que viajaba la familia Alvarez, siendo el conductor acompañado por su pareja y el bebé de ambos de un año y medio aproximadamente, quien viajaba en una silla de seguridad.

Tras el impacto personal policial que llegó al lugar trasladó inmediatamente en un móvil a la mujer junto  su bebé que presentaba un golpe en la zona de la boca, mientras se aguardó al arribo de las unidades de emergencia, bomberos y Defensa Civil, que efectuaron el rescate de los dos conductores.

Desde esta zona y hasta la guardia del Hospital Regional se montó un cordón sanitario para las ambulancias.

 

Compartir