El hecho resulta confuso a partir que desde la Policía no se brindó información detallada de lo sucedido.

El hecho se registró el domingo por la mañana en la zona de Chacra II, donde personal de la comisaría Tercera intervino ante un sujeto de 39 años portando un arma de fuego por los patios internos.

El detenido fue identificado como Mariano Jorge Quintana de 39 años quien estaba portando un arma Browning calibre 9 milímetros por los patios internos de Chacra II.

Efectivamente se trataba de un arma policial por lo que se realizaron rastrillajes en las inmediaciones que permitieron dar en avenida Prefectura Naval Argentina al 300, a metros de la misma comisaría Tercera, con un rodado con su puerta abierta.

En el interior del mismo se encontraba dormido un agente policial de apellido Viveros, quien reviste funciones precisamente en la comisaría Tercera, quien estaba fuera de servicio.

El efectivo aseguró desconocer el paradero de su arma, brindándose inicialmente una versión que daba cuenta se la habían sustraído de la guantera.

El joven Quintana fue indagado en la fiscalía de flagrancia y desconoció haber robado el arma del automóvil del efectivo policial, señalando que la encontró tirada en la vía pública, tras lo cual fue excarcelado.

Policía alcoholizado
Un detalle no menor es que se le practicó una alcoholemia al agente policial en cuestión, la cual dio positivo en un índice de 0,87 g/l.

Sumando a ello que estaba dormido en su automóvil en la vía pública y que desconoce como su arma desapareció del lugar, el efectivo fue apartado de sus funciones y se le labró sumario administrativo.

Prestaba funciones en el área de Administración hacia donde llegó en los últimos meses procedente de la comisaría Tercera, la que casualmente es la que llevó adelante las actuaciones.



Compartir