El hecho se produjo en horas de la noche en la Casa de Pre Egreso de la Unidad de Detención 1 de Río Grande.  Los reclusos estaban en aparente estado de ebriedad.

Los incidentes fueron iniciados por los internos Damián Matus, Eric Barrientos, Patricio Villasboas, y Ramón Verdún.

Los reclusos quisieron prender fuego, levantaron los colchones y amenazaron con cuchillos a la guardia, lo que motivó la intervención grupo GEAR, que ingresó ya en madrugada para restablecer el orden y realizar una requisa en la que encontraron restos de “pajarito”.

Esta es una bebida que fabrican los reclusos como sustituto del alcohol, fermentando restos de fruta u otros elementos orgánicos, por lo cual estos están prohibidos de ser ingresados a la Unidad.

Según relataron fuentes extraoficiales personal penitenciario había realizado en horas de la tarde un procedimiento ante la sospecha de que se estaría realizando un preparado alcohólico, pero no percibieron la presencia.

Una vez controlada la situación los cuatro reclusos retornaron a la Unidad de Detención 1, perdiendo el régimen de confianza en que estaban.

 

Compartir