Increíble situación se vive en la ciudad por la falta de conectividad aérea con un nuevo vuelo suspendido esta madrugada por la niebla.

La incomodidad, de por sí con el horario de los vuelos, tuvo esta vez a cientos de pasajeros varados en el aeropuerto local sin que el avión pudiera aterrizar a causa de la condición climática, por lo que todos los pasajeros fueron reprogramados o desviados a los vuelos de la capital provincial.

Es el cuarto día que la empresa Aeropuertos Argentina 2000 no puede prestar el servicio de la aeroestación local, a causa de la condición climática y ausencia de recursos para paliar la misma.



Compartir