Debido a la variación de la cotización de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), tomada como referencia para el otorgamiento de créditos hipotecarios, se decidió elevar el valor máximo financiable de la propiedad a adquirir hasta $2.300.000, cuando anteriormente el tope era de $2 millones.

Además, quienes aún no hayan presentado ante el banco participante elegido la vivienda a adquirir, a fin de proceder a su tasación definitiva, podrán hacerlo hasta el 30 de abril.

Asimismo, se actualizó el valor de propiedad que determina el monto de subsidio para las familias, el cual pasará de $1.200.000 a $1.400.000. Así, quienes presenten propiedades de hasta $1.400.000 recibirán $400 mil o $300 mil de subsidio dependiendo si poseen o no hijos en el grupo familiar.

Mientras tanto, quienes presenten viviendas valuadas entre $1.400.000 y $2.300.000, recibirán un subsidio de $300 mil y $200 mil respectivamente, según posean o no hijos.



Compartir