Esta mañana de viernes el tribunal capitalino comienza el proceso oral y público contra Roberto Rubén Rojas, quien el 30 de diciembre pasado protagonizó un raid delictivo en la capital provincial, tras el cual quedó detenido.

Rojas registra antecedentes en la Policía Provincial y ante el Registro Nacional de Reincidencia, del cual surge la suspensión del juicio a prueba otorgada el 24 de agosto de 2017, (sin antecedente condenatorio alguno), y una condena a 6 meses de prisión en suspenso del 10 de julio de 2007.

Se lo acusa en primer lugar, de haberse apoderado ilegítimamente del teléfono celular de una mujer, el 30 de diciembre de 2017, alrededor de las 11, en el interior de un local comercial ubicado en Perón Sur al 200.

Asimismo, se le imputó el haberse apoderado ilegítimamente y mediante el empleo violento de un cuchillo, de diversos bienes y dinero del interior de una farmacia, ubicada en la esquina de Kuanip y Concejal de Rubinos, 10 minutos después de cometer el primer delito.

En la farmacia se encontraban dos empleadas que observaron el ingreso del hombre quien comenzó a mirar la mercadería exhibida en la góndola, para terminar siendo atendido por una de las trabajadoras.

El imputado se ubicó detrás del mostrador mientras sostenía una cuchilla de carnicero de un solo filo, y les profería distintas amenazas verbales.

Luego, les exigió sus teléfonos celulares y una de ellas se lo entregó; la hizo ingresar al baño mientras la otra empleada fue obligada a dirigirse a la caja registradora, de donde extrajo 15 mil pesos que terminó entregando a Rojas.

Para el Fiscal Arias, el imputado Rojas deberá responder como autor penalmente responsable de los delitos de hurto simple y robo agravado por haber sido cometido con arma, los cuales concursan en forma real entre sí.



Compartir