Desde el Sindicato de Camioneros de Tierra del Fuego emitieron un comunicado sobre los hechos de violencia protagonizado, el pasado 22 de agosto en la Plaza de Mayo, donde se desarrollaba el acto central del paro nacional de la CGT.

Desde la agrupación admiten que, “no supimos manejar por la vía del diálogo” y acusan a los otros sindicatos, “porque no estaban dispuestos a dialogar”.

Ante esto, “pedimos disculpas a los trabajadores y a la comunidad”, pero aclaran que, las cruces con las que agredieron a los demás trabajadores, “eran simbología de ex conscriptos pertenecientes a distintas fuerzas, que fallecieron en el continente argentino y que no eran ex combatientes de Malvinas (jamás pisaron las islas ni combatieron con el enemigo inglés, tampoco eran las cruces del cementerio de Darwin)”.

Para mostrar su apoyo al causa Malvinas, aclaran que, “nuestra institución lleva desde hace más de 10 años la imagen de las islas en camperas, chalecos, gorros, camisetas deportivas, se han realizado torneos de futbol en honor a los ex combatientes, el maratonista Pablo Ernaga que representa a camioneros, corrió el premio Malvinas, y posiblemente nos represente en una futura maratón en las islas”.

Además aseguran que, “la institución colabora permanentemente con los centros de ex combatientes de la provincia, tal es así, por ejemplo, se realizó la gestión logística de la puesta en museo del vehículo anfibio de combate en Marzo de 2014”.

Por ultimo cataloga como “sensacionalistas” a los periodistas que trataron, “con tanto interés los hechos” y consideran que, “hubieran puesto el mismo fervor y énfasis en las noticias con el funcionario macrista Lucas Llach vicepresidente del B.C.R.A. quien dijo que entregaría las Malvinas y todo T.D.F. a los ingleses; o como la diputada Elisa Carrió dijo hace muy poco, que la coparticipación que percibe T.D.F. es un despropósito, tratando como parásitos a los habitantes de T.D.F., sin que ningún político de Tierra del Fuego enfrentara al gobierno nacional por sus dichos”.

Compartir