Un total de 203.900 empleos se perdieron en los últimos doce meses de los cuales más de 141.000 correspondieron al sector privado, según datos del Ministerio de Producción y Trabajo.

El sistema oficial registró un total de 12.113.900 puestos entre asalariados del sector público y privado, monotributistas, autónomos y trabajadores de casas particulares.

El mercado de trabajo no da ningún signo de recuperación y las mayores caídas afectaron a la industria metalúrgica, comercio, hoteles y restaurantes y actividades inmobiliarias y hubo un leve incremento en la enseñanza privada.

En la medición interanual, la mayor pérdida se registra entre los asalariados del sector privado: 141.000 ocupados menos.

Entre los monotributistas sociales la contracción es de 58.700, entre los monotributistas la baja es de 34.900 aportantes y entre los autónomos hay 4.900 menos.



Compartir