Es lo que reclaman los 221 trabajadores que se desempeñan actualmente en la recolección de residuos en Río Grande, por la extinción del contrato laboral en el cambio de prestador. Hace algunas horas Agrotécnica Fueguina respondió que hubo una “cesión de servicio” y no le corresponde pago alguno, mientras Santa Elena firmó con el municipio una adenda aclaratoria que los trabajadores iniciaron una nueva relación laboral, desentendiéndose de cualquier indemnización.

El pasado 2 de enero en el contrato de concesión del servicio, la nueva prestataria Santa Elena aclaró en una última cláusula que los trabajadores inician una nueva relación laboral, desconociendo todo grado de antigüedad y cualquier monto indemnizatorio a pagar respecto de los empleados que realizan la recolección.

Esto fue firmado por el Municipio de Río Grande, que entiende de este modo, ello corresponde a Agrotécnica.

El Sindicato de Camioneros para esto ya había intimado por carta documento a la empresa Agrotécnica por estas indemnizaciones por extinción del contrato laboral de esos trabajadores, lo que esta tarde de lunes finalmente tuvo una respuesta negativa.

Agrotécnica volvió a sostener que las relaciones laborales con los empleados “ha sido cedida al nuevo adjudicatario”, desentendiéndose de tal situación.

Ante ello la postura desde el gremio, con el asesoramiento de sus profesionales, será sostener el reclamo a Agrotécnica, toda vez que la “cesión de los contratos” debe ser con el consentimiento escrito de los trabajadores, cosa que nunca ocurrió.

Se viene una etapa de duras negociaciones e incluso una eventual batalla judicial, en la que si bien las partes aún no se adelantan al respecto, podría surgir a futuro la imagen del “responsable solidario” que recaiga sobre el municipio y precisamente el bolsillo de los mismos contribuyentes.

Compartir