El operativo se desarrolló por parte de la Aduana Río Grande con numerosa mercadería incautada por distintas contravenciones aduaneras, fraude de marcas, y objetos ingresados ilegalmente. Muchos corresponden a un cargamento de origen chino, que el año pasado intentó ingresar al comercio circulante de Río Grande.

El operativo se realizó esta mañana en el depósito fiscal JowKon donde, una vez concluido el proceso administrativo interno por casi un año y medio, se procedió a destruir mercadería resguardada como rezago.

Por un monto de más de 1.645.000 pesos en valor y más de 50 metros cúbicos de mercadería; fueron destruidos en un horno pirolítico; productos de bazar, regalería y juguetería, pasando por réplicas de armas, y numerosas hojas de coca, además de semillas de canabis sativa y elementos para cultivo, efectos prohibidos en su ingreso.

Los mismos responden a diversos procedimientos por infracciones aduaneras tales como; fraude a la Ley de Marcas, algunos que no tuvieron intervención de organismos que los habiliten para consumo humano, y muchos productos de origen chino de los cuales no se pudo acreditar la legalidad de su ingreso al país.

De esta forma desde la Aduana señalan que se busca resguardar la actividad comercial que se desarrolla de forma lícita dentro de la ciudad y la provincia.


Compartir