El secretario de Estado de Seguridad Javier Eposto informó que se adquirieron “80 cámaras de seguridad, 40 de las cuales serán destinadas a Ushuaia y las otras 40 a Río Grande y serán acopladas a los dos centros de video vigilancia de la Policía provincial.

Eposto confirmó asimismo que “estamos con un plan para adquirir 120 cámaras más para lo que será el año que viene y seguir trabajando en la prevención del delito”.

El funcionario aseveró que “apostamos a la compra de cámaras en el marco de potenciar la prevención”, destacando el rol preventivo de esta herramienta en el caso del municipio bonaerense de Tigre, “ellos han logrado un cambio sustancial en la política de seguridad con las videocámaras, experiencia que ha sido elogiada por su eficacia; nosotros lo que hicimos fue adaptar esta política y actualmente Tierra del Fuego tiene sendas centrales de monitoreo, una en Río Grande y la otra en Ushuaia”.

El Secretario anticipó además que a partir de agosto “todos los sábados mantendremos reuniones en distintos barrios de las ciudades para estrechar vínculos con los vecinos y preguntarles y saber cuáles son sus inquietudes, qué es lo que están viendo ellos ya que para nosotros es muy importante direccionar nuestra política de seguridad con el consenso vecinal, especialmente en materia de prevención”, dijo respecto de una actividad que fue dejada de lado de un tiempo a esta parte.



Compartir