La celebración se realizó ayer en la plaza Manuel Belgrano de Ushuaia con un importante acompañamiento desde la Legislatura, y hoy en la ciudad de Río Grande (foto), en una fecha que moviliza a la colectividad jujeña radicada en la provincia.

En la plaza Manuel Belgrano de Ushuaia se llevó a cabo el acto central al conmemorarse el 205 aniversario del Éxodo Jujeño.

Autoridades provinciales, del Concejo Deliberante y la Legislatura acompañaron a la comunidad de residentes jujeños en Ushuaia “Tacita de plata”, recordando el hecho histórico, homenajeando a sus descendientes en la fecha.

Las legisladoras Angelina Carrasco y Marcela Gómez participaron del evento, destacando “tenemos que recordar nuestras raíces y la valentía de nuestros antepasados que hicieron posible que hoy tengamos esta Patria”.

A consecuencia de la orden de Belgrano, los habitantes de Jujuy abandonaron sus hogares. El pueblo destruyó todo aquello que no podía transportar, para dejar sin víveres a las tropas enemigas.

El pueblo jujeño caminó más de 360 kilómetros hasta llegar a Tucumán. En ese hecho, Belgrano se identificó con el destino del pueblo que él sacrificaba, por eso lo hizo depositario y guardián de la bandera nacional de la libertad civil.

Gracias a ello, fue posible ganar la batalla de Tucumán primero, y la de Salta después.

En Río Grande
Mientras tanto en Río Grande se realizó la ceremonia en el día de la fecha, con presencia de autoridades municipales y provinciales, del ministerio de Gobierno con la Dirección de Cultos que hizo entrega de una placa a la colectividad jujeña en la plazoleta Manuel Belgrano, situada en Belgrano y El Cano.

Compartir