En las últimas horas autoridades municipales detectaron el robo de todo el sistema de iluminación que se había dispuesto para la figura de San Juan Bosco, en un nuevo hecho vandálico que tiene como blanco sitios públicos de la ciudad.

El monumento que se encuentra en la plazoleta que lleva el nombre del Patrono de la ciudad fue descubierto en la tarde del miércoles último, pero dos días después ya fue blanco de la actitud de desaprensivos.

Cabe recordar que la plazoleta se halla sobe calle Lasserre frente a la plaza principal de la ciudad y se construyó con el fin de rendir homenaje al Sacerdote y su obra.

“El robo de los reflectores nos apena porque ha sido mucho esfuerzo el realizado para que la ciudad cuente con este espacio y los desaprensivos de siempre perjudican a toda una comunidad que comenzó a disfrutarlo. Por eso es que llamamos a la conciencia de los ciudadanos para evitar esto y denunciar estas actitudes, todos tenemos que cuidarlo, porque es patrimonio de toda la comunidad la que se está perjudicando”, recordaron desde el Municipio.



Compartir