Comenzó  una nueva etapa de trabajo de campo y campaña de recuperación de restos de naufragios en Caleta Policarpo

duchess-of-albany
Cultura

La Campaña consiste en el rescate de material arqueológico que se encuentra en las costas del mar argentino.

Tierra del Fuego es rica en este tipo de acontecimientos, y se apunta a la mayor recuperación posible de gran cantidad de restos de vajilla de principios del Siglo XIX, encontrada  el pasado mes de junio durante la primera etapa. Allí, se pudo obtener un conocimiento detallado de las condiciones en las que se encuentra este material, rescatándose una fracción de la misma, encontrándose muchos de estos dentro de los contenedores originales. Sin embargo, estos se hallan enterrados en la arena en zona intermareal, lo que implica que el movimiento del mar puede perjudicar su conservación.

La urgencia y la importancia de poder llevar a cabo esta nueva  campaña arqueológica está basada en que el hallazgo realizado en la primera operación es de una magnitud nunca vista hasta ahora en Tierra del Fuego y en el país, tanto por la cantidad de elementos que conforman el conjunto, como por su estado de conservación.

El hallazgo está directamente relacionado con su supervivencia y las altas posibilidades de pérdida ya sea por acción de la marea como por acción antrópica. El patrimonio está protegido por la ley nacional 25.743 la ley provincial 370 y el decreto 858/98. No obstante, algunos puntos son usados turísticamente lo que conlleva a la  merma de los restos factibles de recuperación al correr el riesgo de ser extraídos por los visitantes del lugar. Este fue el antecedente, por el cual llegó la información a la dependencia y comenzó de inmediato la Campaña.

De acuerdo a los  informes emitidos por el equipo especializado que realizó la primera Campaña, es necesario generar algún elemento de control al acceso a este tipo de zonas en general. Por ejemplo ofreciendo información a los visitantes sobre las leyes y el cuidado del patrimonio; controlar los vehículos que ingresan a estos sectores y comprobar que no estén incurriendo en delito, según las leyes Nacional 25743 y Provincial 370 más el Decreto  Provincial 858/98 por extraer y destruir material arqueológico. Por último, el Estado provincial se propone trabajar en campañas de concientización ofreciendo información a los visitantes y habitantes locales sobre las leyes y el cuidado del patrimonio como de la circulación de vehículos que ingresan a estos sectores para evitar la extracción  y destrucción de material arqueológico.

De la Campaña participan la Dirección Provincial de Museos y Patrimonio Cultural dependiente de la Secretaría de Cultura, el Museo del Fin del Mundo,  el CADIC (Centro Austral de Investigaciones Científicas), la Dirección del Programa de Arqueología Subacuática dependiente del el CONICET, el Ejército Argentino, y la Productora Girovan y cuenta con la colaboración de las Direcciones de Aeronátuica, Defensa Civil y Servicios Generales de la Provincia, el Aeroclub de Tolhuin, Gendarmería Nacional, Hotel Albatros  e YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales).

Posteriormente, y luego del rescate en esta segunda etapa de la extracción de los materiales se trasladará lo recogido donde se lo tratará para su conservación y para su desalinización. Luego, una vez que el material esté en condiciones de ser analizado se procederá al estudio completo de las piezas, por parte de especialistas en el tema. Para su resguardo permanecerá en el Museo del Fin del Mundo.